Chalecos

Un chaleco es un compañero óptimo para temperaturas cambiantes. Protegen la parte central del cuerpo de enfriarse por el viento y de chubascos cortos. Si el tiempo mejora, el chaleco desaparece sin problemas en el bolsillo trasero gracias a su tamaño de paquete extremadamente pequeño
Tenemos dos diferentes tipos de chalecos en nuestro surtido según el uso deseado. Ambos terminan con un acabado fino y elástico en los hombros y la cadera. Para estar protegido contra el viento la cremallera contínua (o contínua invisible) lleva un cortaviento interior. Ambos chalecos se pueden pedir opcionalmente con abertura en la espalda (para llegar mas rapidos a los bolsillos traseros). 
Nuestros chalecos terminan naturalmente también con una linéa de silicona.